Desde que ya no eres mía

Voy a perder la cabeza otra vez.

De todos es sabido que, tras romper una relación, uno acaba bien y otro acaba mal. Veamos como ejemplo el caso de Pepa y Pepe.

Un día Pepa decide dejar a Pepe, por una razón X. Él, aun enamorado de ella, intenta arreglarlo, pero no lo consigue.

Pepa, quien tiene suerte, y la ruptura no le supone un gran resentimiento, rehace su vida rápidamente. Recupera sus relaciones sociales, si es que ha perdido algo de ellas, e incluso las amplía. Es lógico, durante su relación de pareja, el resto de personas continúan con sus propias vidas, incluyendo y desechando amistades, que después se involucrarán con el resto de amigos, creando un nuevo grupo. Pepa será la beneficiaria de todos los cambios, ampliando su rango social y conociendo nuevas personas disponibles para comenzar algún tipo de relación mas íntima. Y ya si es un poco suelta… pues seguramente se conozca a toda la peña del bar.

Por otro lado, está el desgraciado al que han dejado, y va a seguir el rastro de la otra como un perro de caza, ladrando a todo aquel que se la acerque. Pepe, que todavía suspira por Pepa, tardará mas o menos en superarlo, pero mientras lo hace, todo lo relacionado con Pepa va a afectarlo. Y ya si es un poco suelta… no será Pepe el único afectado por sus encantos, sino que también los será toda la peña del bar.

Pobres desgraciados que pierden la cabeza por aquellos que no son correspondidos. No son locos de amor, solo cuerdos sin hebillas.

PD. El orden de los factores no altera el producto. Son Pepa y Pepe porque la canción habla de ellos, pero puede leerse con Pepe y Pepa, el resultado será el mismo

Desde que ya no eres mía - Los Zigarros en "raulense.wordpress.com"
Desde que ya no eres mía – Los Zigarros en “raulense.wordpress.com”

Desde que no son suyas, Los Zigarros han perdido la cabeza. ¿Vosotros habéis perdido alguna vez la cabeza, o sois de los que las cortan?

                                                                        

Desde que ya no eres mía
y no te tengo,
todos me dicen que ahora corres
de bar en bar.

En cada esquina,
dejas un rastro de purpurina.
Como un fantasma
que no me quiero encontrar.

Oigo que mueves tus caderas,
como una loca.
Sueño que subes a los coches
de los demás.

Ahora que ya no eres mía
y no te tengo,
no puedo controlar el miedo a verte
diciéndole a cualquiera que si.

Voy a perder la cabeza otra vez.
Voy a perder la cabeza otra vez.

Dicen que te has cortado el pelo,
que hablas distinto.
Mojas la cama,
con niños guapos de la ciudad.

Desde que ya no eres mía
y no te tengo,
la vida me soltó la mano,
todo se apagó a mi alrededor.

Voy a perder la cabeza otra vez.
Voy a perder la cabeza otra vez.

Oigo que mueves tus caderas,
como una loca.
Sueño que subes a los coches
de los demás.

Ahora que ya no eres mía
y no te tengo,
no puedo controlar el miedo a verte
diciéndole a cualquiera que si.

Voy a perder la cabeza otra vez.
Voy a perder la cabeza otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s