Lágrimas al viento

Lágrimas al viento sobre Madrid, hoy me duele el alma, hoy lloro por tí.

¿Quién tiene el poder o la voluntad de decidir sobre destinos ajenos?

Nunca entenderé ese afán de protagonismo que tienen ciertas personas con las vidas ajenas. En serio, ¿por qué narices van a tener que decidir qué, dónde, cómo,… tengo que hacer tal cosa? No, encargaté de resolver tus problemas que ya me apaño yo con los míos.

Pero todo se puede magnificar, hasta el punto de que llegan a decidir cuando tienes que morir. ¿Estamos locos? ¿En qué nos estamos convirtiendo?

Nos gusta presumir que somos animales racionales, que podemos expresar ideas y pensamientos, por lo que nos consideramos una especie superior. Y si, tienen toda la razón, tenemos una mente tan increíblemente avanzada que somos capaces de crear multitud de formas para autodestruirnos. Si, somos los mejores. Ningún animal sería capaz de desarrollar un arma defensiva capaz de destruir una “sociedad” completa, ya sea con veneno en aguijones, o gases, o un largo etcétera que se escapa de mi comprensión.

Pero es que, todavía llegamos a más. Somos tan sobradamente superiores, que incluso nos autotransformamos en armas de destrucción masiva. Si señores, porque tenemos un cerebro que usamos de la forma más adecuada, y llegamos a la conclusión de que debemos ir cargados con kilos de explosivos para terminar por alguna razón con vidas ajenas y la tuya propia.

Y aún seguimos exaltándonos cuando vemos guerras, hambre o ejecuciones por los medios de comunicación. ¿Por qué, si estamos más que acostumbrados?

Porque lo vemos lejos, porque no nos afecta de manera inmediata, o al menos eso creemos. ¿Y qué ocurre cuando lo vemos? Que no podemos creer que sea verdad, que no creemos que la raza humana se haya denigrado hasta ese nivel. Pero no, no lo tenemos tan lejos, sino preguntad a los africanos que intentan entrar a un mundo mejor a través de verjas con cuchillas, o a los enfermos que no pueden permitirse pagar sus medicamentos, o a vuestros hijos/nietos/hermanos/primos/sobrinos que, al igual que los africanos, huyen de su tierra para encontrar otra mejor.

El crimen que sucedió el 11 de marzo de 2004 ha sido una de las mayores tragedias que ha afectado a la sociedad española actual, porque vimos y palpamos in situ sus consecuencias. No debemos olvidar a quienes decidieron terminar con la historia de 192 personas, ajenas a radicalismos religiosos (en principio). No tienen ningún derecho a tomar esa decisión.

Pero debemos ser inteligentes, porque continuamente se están tomando estas decisiones, unas veces de forma mas brusca, y otras de forma mas sibilina. No solo tenemos que recordar a estas 192 vidas, sino también otras miles que se cruzan con la arrogancia de los que deciden, como en un juego, quien debe vivir, y quien debe morir.

Lágrimas al viento - Gontzal Mendibil en "raulense.wordpress.com"
Lágrimas al viento – Gontzal Mendibil en “raulense.wordpress.com”

Gontzal Mendibil hizo una adaptación de un tema propio, Memoriam, acompañado del Orfeón Donostiarra y de la Orquesta Filarmónica de Bratislava, dedicado a las víctimas del 11M. Lágrimas al viento se convirtió en el himno oficial de la tragedia, ya que, a través de su letra, se puede sentir el dolor y la tristeza de todas aquellas víctimas del atentado, y de todas aquellas otras que lo padecieron inmediatamente después, de una forma muy plausible.

Han pasado diez años de aquello, y parece que fue ayer. No quedan más palabras que las de esta canción.

———————————–

Mil sueños se han roto mil vidas al sol,
hoy sufro tu llanto te doy mi canción.
No me caben penas para tanto horror,
es tanta la rabia es tanto el dolor.

Lágrimas al viento sobre Madrid,
hoy me duele el alma, hoy lloro por tí.

Se ha cubierto el cielo con un manto gris,
el dolor me invade, que ha sido de mi,
me queda el recuerdo me queda el sentir,
triste es la canción triste es el vivir.

Lágrimas al viento sobre Madrid,
hoy me duele el alma, hoy lloro por tí.

Grito y llanto en la ciudad,
se ha adueñado la maldad,
grito vida y grito paz,
grito y llanto, grito al viento,
grito y ya no puedo más.

Te has ido tan lejos muy lejos de mí,
y sin ti no puedo, no puedo vivir,
el silencio es cruel nada soy sin tí,
mi vida se ha roto, no puedo seguir.

Lágrimas al viento por tu partir,
hoy te vas de mí, no puedo sin tí.

Grito y llanto en la ciudad,
se ha adueñado la maldad,
grito vida y grito paz,
grito y llanto, grito al viento,
grito y ya no puedo más.

Lágrimas al viento sobre Madrid,
hoy me duele el alma, hoy lloro por tí.

Lágrimas al viento por tu partir,
hoy te vas de mí no puedo sin tí.

Y en mi corazón siento tu mirar,
y en mi corazón llevo tu dolor,
y en mi corazón te recordaré,
y en mi corazón guardo tu ilusión.

Un comentario en “Lágrimas al viento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s